Si acostumbras enviar el mismo currículum a todos los puestos a los que te postulas, es posible que tu aplicación se esté perdiendo entre las demás. 

 

Todos sabemos que al aplicar a un trabajo estamos compitiendo con decenas de otras personas con una experiencia similar a la nuestra. Destacar es importante, en cualquier aspecto posible. 

 

 

El primer error que evitará que destaques es usar la misma plantilla de diseño que muchos otros más. ¿Te has preguntado cuántas otras personas tienen el mismo diseño que tú en su CV? Así como tu trayectoria profesional es única, tu currículum también debe de ser original.

 

Esto no significa que tu currículum debe de tener un diseño extravagante que llame la atención, sino que debe tener el diseño adecuado

 

 

Piensa como un reclutador. ¿Qué es lo que más aprecia Recursos Humanos al ver un perfil, de entre 200 aplicantes? Respuesta: la facilidad con la que se lee un currículum. Ese es el aspecto del diseño que más importa. 

 

 

Al final de este post tenemos tres plantillas gratis diseñadas para facilitar la lectura de los reclutadores y para que uses según el empleo al que apliques. 

 

 

Además del diseño, una de las prácticas que hará a tu aplicación llamar la atención de los reclutadores es muy simple: adapta el contenido de tu CV a cada vacante. Enfatiza las experiencias y habilidades profesionales según cada vacante. 

 

 

Así que no solo descargues la plantilla y hagas copy-paste. Adapta tu hoja de vida a un par de los diseños distintos disponibles que te ofrecemos para que los uses dependiendo del tipo de trabajo al que vas a aplicar. 

 

 

Asegúrate de seguir estos consejos para tener el mejor CV: 

 

Cuida la tipografía

 

Usa un tipo de letra sencillo de leer. Helvetica, Arial, Robot o cualquier tipografía sin muchos adornos es lo más recomendado, especialmente cuando el tamaño de la fuente es pequeño.

 

Usa solo tres colores

 

Si usas distintos colores en el texto o en otros elementos, sigue la regla de los tres colores del diseño gráfico: elige un color primario que prevalecerá en todo el formato, y dos colores complementarios. Usa colores sutiles que permitan la lectura del texto. Los colores pastel son muy útiles en este caso. Para el fondo, evita los colores saturados o oscuros. 

 

Distribuye adecuadamente la información

 

Estructura la información según el puesto al que vas a aplicar. ¿Qué habilidades, cursos o logros profesionales son más relevantes para esa vacante? Divide el texto en secciones fáciles de leer. 

 

Redacta de forma directa y breve

 

Evita las palabras innecesarias. Recuerda que la mejor forma de leerte profesional es ser claro y conciso con lo que quieres transmitir. Usa incisos y oraciones cortas. Lo ideal es que uses máximo una hoja, pero si tienes muchos años de experiencia quizá necesites dos.

 

Destaca la información

 

Usa bold, itálicas o subrayados para destacar la información según el caso. Evita mezclar estos formatos en una sola palabra. (Por ejemplo: No hagas esto)

Después de rehacer tu CV, prueba las mejoras con el test de los 20 segundos: pídele a alguien que intente leerlo en este tiempo. Si obtiene la idea que buscas dar sobre tu perfil, lo lograste. 

 

 

Adapta estas plantillas de Anequim para mejorar tu CV:

 

 

Diseño de líneas limpias

 

Diseño minimalista

 

Diseño secciones sencillas

 

 

Si estás en busca de un trabajo donde crecer profesionalmente y mejorar tu calidad de vida, aplica a una de nuestras vacantes de empleo remoto aquí.